Hacer clic en la imagen,para verla más grande.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Zaragoza.

Zaragoza.
El Hospicio.
Monjas y niños huérfanos y abandonados hacia 1880.
Todocolección.
Zaragoza
Niños en el Hospicio sobre 1920.

La Diputación Provincial de Zaragoza fue durante 200 años, hasta finales del siglo XIX, una institución dedicada a la beneficencia. Sus establecimientos, desde la Casa de la Misericordia hasta la Ciudad Escolar Pignatelli, pasando por la Maternidad y la Inclusa Provincial, atendían a niños pobres y huérfanos desde que eran bebés hasta que aprendían un oficio y podían defenderse en la vida.
Pero, en el caso de Zaragoza, la labor solidaria con los más débiles reviste un carácter precursor por el hecho de que la capital acoge, desde 1425, el hospital Real y General de Nuestra Señora de Gracia, más conocido como Provincial.

Este establecimiento, junto con la Real Casa de Misericordia (actual sede del Gobierno de Aragón), se encargó durante siglos de la atención a los niños expósitos o abandonados por sus padres, además de cuidar a todo tipo de enfermos y albergar durante largos periodos la maternidad y la inclusa.
Además, Calatayud y Tarazona tuvieron sendas instituciones benéficas, dedicadas a niños huérfanos y abandonados en el primer caso y a personas de todas las edades en el segundo, que todavía existe, ahora centrado en la tercera edad y gestionado por el Gobierno de Aragón.

En lo que respecta a Zaragoza, la Maternidad Provincial estuvo unas veces integrada en el hospital de Gracia y en otras ocupó un edificio separado. Además de encargarse de partos y enfermedades ginecológicas, prestaba asistencia a niños recogidos, en algunos casos desde el nacimiento hasta la mayoría de edad. La Inclusa Provincial, por su parte, recogía a los pequeños que sus padres abandonaban por razones morales o económicas.

Especialmente largo y fructuoso fue el recorrido del Hospicio Provincial, que luego pasó a llamarse Hogar Pignatelli y Ciudad Escolar Pignatelli. Atendió a niños desde los 6 años hasta la mayoría de edad y actualmente se denomina residencia Ramón de Pignatelli, que acoge a universitarios de la provincia.

A día de hoy, la Diputación Provincial de Zaragoza ya no se centra en tareas benéficas, pero existe una asociación de antiguos alumnos del hospicio y de sus talleres.

Zaragoza.
Diputación Provincial de Zaragoza.
Plaza España.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada