Hacer clic en la imagen,para verla más grande.

jueves, 27 de julio de 2017

El Perello (Valencia).

El Perello (Valencia).
Barraca típica de la huerta Valenciana sobre 1960.
Todocolección.


miércoles, 26 de julio de 2017

Sitges (Barcelona).

Sitges (Barcelona).
 Rincón de la calma en 1964.
Todocolección.
Sitges (Barcelona).
Calle Fonollar ca. 2017.
Google Maps.

martes, 25 de julio de 2017

Anuncio.

Anuncio.
Anuncio del refresco Pepsi Cola en 1963.


lunes, 24 de julio de 2017

La Roda (Albacete).

La Roda (Albacete).
Chimenea de las alcoholeras de La Roda en 1971.
Fotografía de F.Catalá Roca.
La Roda (Albacete).
Chimenea de las alcoholeras de La Roda ca. 2017.
Carretera Nacional 301.
Google Maps.


domingo, 23 de julio de 2017

Valencia.

Valencia.
Barraca típica de la huerta Valenciana sobre 1960.


sábado, 22 de julio de 2017

Campillos Paravientos (Cuenca).

Campillos Paravientos (Cuenca).
Vista de la localidad sobre 1990.
Foto particular.
Campillos Paravientos (Cuenca).
Vista de la localidad en 2017.
Foto particular.


viernes, 21 de julio de 2017

Santander (Cantabria).

Santander (Cantabria).
Vista aérea de la península de la Magdalena en 1932.
Todocolección.
Santander (Cantabria).
Vista aérea de la península de la Magdalena ca.2017.
Google Earth.


jueves, 20 de julio de 2017

Málaga.

Málaga.
Vista de Málaga en 1959.
Todocolección.
Málaga.
Vista de Málaga ca.2017.
Google Earth.


miércoles, 19 de julio de 2017

San Sebastian (Guipúzcoa).

San Sebastian (Guipúzcoa).
Calle Puerto Kalea en 1970.
San Sebastian (Guipúzcoa).
Calle Puerto Kalea ca.2017.


martes, 18 de julio de 2017

Valencia.

Valencia.
Calle Albacete sobre 1953.
Valencia.
Calle Albacete 2017.
Foto particular.


lunes, 17 de julio de 2017

Juan Manuel Valentín Tejero.

Crónica Negra de España 40: 


En la madrugada del jueves 25 de de junio de 1992, desapareció la niña de nueve años Olga Sangrador Caballo, de Villalón de Campos (Valladolid). Era la menor de los tres hijos de Domingo Sangrador y Encarnación Caballo, un matrimonio que poseía un mesón en el pueblo.

Juan Manuel Valentín Tejero.
Olga Sangrador y su asesino Juan Manuel Valentín.
Foto: N. Nozick.

Olga salió de su casa la tarde del día 25, acompañada por unas amiguitas, para ir a la verbena del pueblo, ya que se celebraban las fiestas patronales de San Juan y San Pedro. A la una y media de la mañana Olga, que siempre volvía a casa a las diez de la noche, dijo a sus amigas que se marchaba porque era muy tarde y sus padres le iban a reñir. Sobre esa hora, dos vecinos afirmaron haberla visto con un hombre "moreno, alto, delgado y bien vestido". 

Cuando se confirmó su desaparición, se inició de inmediato una operación de búsqueda, y unos cincuenta guardias civiles apoyados por un helicóptero y perros adiestrados comenzaron a peinar un área de unas 7.000 hectáreas de terreno intentando localizarla, mientras voluntarios de Cruz Roja y Protección Civil hicieron lo mismo en alcantarillados, pozos y acequias.

Juan Manuel Valentín Tejero.
Olga Sangrador Caballo en el día de su comunión.
Foto: N. Nozick.

Gracias a una pista proporcionada por un radioaficionado, la Guardia Civil procedió a la detención del presunto secuestrador de la niña, que había sido visto la noche de la desaparición en la Plaza Mayor de Villalón, mientras disfrutaba de un permiso carcelario de seis días, concedido por el juez de vigilancia penitenciaria Ignacio Sánchez Illera 1, -tras una profunda reflexión de ocho meses, y en contra de la opinión de la psicóloga de la cárcel-. Se trataba de Juan Manuel Valentín Tejero, vecino del barrio de La Victoria, que cumplía condena en la cárcel de Villanubla por dos violaciones, abuso sexual a menores, exhibicionismo y robo.
Sin embargo, Pascual Sala Sánchez, presidente del Consejo General del Poder Judicial, manifestó posteriormente que Valentín Tejero no tenía antecedentes por violación, sino por abusos deshonestos.

El juez de guardia de Valladolid, Manuel García Castellón, se trasladó con el sospechoso a Villalón, en donde se llevó a cabo una rueda de reconocimiento secreta -se dijo que para evitar que los vecinos intentaran linchar al sospechoso- en un hotel de dicha localidad.

Juan Manuel Valentín Tejero.
Foto: N. Nozick.

Se trata del mismo juez instructor al que Pedro Luis Gallego Fernández -el violador del ascensor-, en la vista oral del juicio por el asesinato de Leticia Lebrato, en junio de 1994, acusaría de haberle engañado con falsas promesas para que firmara su declaración declarándose culpable del crimen. Una curiosa coincidencia. Gallego afirmó que el juez le había prometido ingresarle en un centro psiquiátrico en lugar de una cárcel. Este juez instruiría asimismo el "caso Banesto", por el que fue condenado Mario Conde.
Tras cuatro horas de interrogatorio, Valentín Tejero, de 32 años, descrito en la prensa como "un hombre frío y calculador, de los que no se asusta delante de la Policía", se vino abajo y confesó ser el autor del crimen, confesando que la había violado vaginal y analmente, para posteriormente intentar ahogarla. Al no conseguirlo, la golpeó con una barra de hierro en la cabeza. Pero fuentes próximas a la investigación no descarta que se utilizara dicha barra para abusar de la niña "dados los fuertes desgarros que presentaba su cuerpo."
En aquél año 1992 se iba a repetir el argumento de la utilización de una barra para realizar desgarros post-mortem. Lo que pasa es para entonces Valentín Tejero ya estaba en la cárcel. Sería una coincidencia.

Como queda dicho, la pista que condujo a su detención la facilitó un radioaficionado que afirmó haber visto un todo terreno Suzuki de color negro, cubierto de pegatinas, en las inmediaciones del pueblo.

La madre de Olga tuvo que recibir asistencia médica, mientras el padre acompañaba a las fuerzas de seguridad en busca de los restos de su hija.

Juan Manuel Valentín Tejero.
Encarnación Caballo,madre de Olga Sangrador.
Foto: N. Nozick.

Valentín Tejero había pedido a Olga que le ayudara a colocar unos carteles para un concurso de "caza del zorro" destinado a radioaficionados. La niña accedió a acompañarle hasta el todoterreno, suponemos que para recoger los famosos carteles, pero lo que sucedió es que Tejero la introdujo en su vehículo y se la llevó por la fuerza. Una vez consumado el crimen, volvió a Valladolid, se duchó, y se fue a su quiosco de prensa en el que ayudaba a su madre, en el barrio de la Fuente del Sol.

El cuerpo de Olga apareció el sábado 27 de Junio de 1992, a unos cinco kilómetros de Tudela de Duero -a setenta kilómetros de Villalón-, enterrado a poca profundidad en una zona de difícil acceso de un pinar. Su presunto asesino estuvo presente en el levantamiento del cadáver. El padre de la niña, Domingo Sangrador, comunicó el triste fin de su hijita a los medios de comunicación. El operativo estaba a cargo del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, Francisco Javier Galache Antolín.
El análisis forense confirmó que Olga había fallecido al ser golpeada con una barra de hierro en la cabeza, después de que el asesino intentara estrangularla.

La pequeña Olga  fue enterrada el domingo 28 de junio de 1992. El funeral fue presidido por el arzobispo de Valladolid.
Valentín Tejero volvió a confesar la autoría del crimen en el juicio que se celebró el nueve de septiembre de 1993. El fiscal solicitó 56 años de prisión mayor, la acusación particular, ejercida por la letrado María Jesús Díez Astraín, 82 años, y la defensa, 30 años. Díez Astraín también solicitada una indemnización de cuarenta millones de pesetas y, en caso de insolvencia del autor del crimen, la responsabilidad subsidiaria del Estado, por negligencia.
Se determinó que los delitos cometidos por el acusado fueron los de rapto, violación, asesinato e inhumación ilegal.
Juan Manuel Valentín Tejero.
Vecinos de Villalón en muestra de dolor.
Foto: N. Nozick.

Sin embargo, Valentín Tejero negó haber violado a Olga. Sólo recordaba "haber introducido los dedos en sus partes íntimas". Pero es que "tenía la mente en blanco y no sabía lo que hacía". Y se echó a llorar, mientras el público empezó a abuchearle e insultarle.

Si, como Pascual Sala manifestó, Valentín Tejero no tenía antecedentes por violación, negó haber violado a Olga y, además, nunca había matado a nadie... ¿Hubo algún cómplice en el crimen? 
Finalmente, la Audiencia de Valladolid condenó a Valentín Tejero a cincuenta años de cárcel por el crimen. Treinta de reclusión mayor por asesinato y otros veinte por los delitos de rapto con violación. Asimismo, se le impuso la pena de destierro de Villalón de Campos hasta pasados seis años desde su puesta en libertad.

Juan Manuel Valentín Tejero.
Foto en el Juicio en 1993.

Domingo, el padre de Olga, declaraba: "La Ley en España dice que se pueden cumplir un máximo de treinta años y queremos que así sea. No deseamos que empiecen las reducciones de penas y en sólo unos años el criminal esté en la calle. Este tipo de personas tienen que cumplir toda la condena. Mató por placer y tiene que pagarlo."

Juan Manuel Valentín Tejero.
Juan Manuel Valentín Tejero en libertad tras la doctrina Parot en 2013.
Periodico ABC.

El Tribunal Supremo confirmó el 4 de marzo de 2013 un auto de la Audiencia de Valladolid, dictado en febrero de 2012, por el que se le aplicaba la doctrina Parot, para que no saliera de prisión hasta julio de 2025.
El 21 de octubre de 2013, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos derogó la llamada "Doctrina Parot".

El día 27 de octubre, alarmados ante la posibilidad de que se excarcelara a Valentín Tejero, un millar de personas se concentraron en Villalón de Campos, en un acto organizado por las amigas y vecinas de la niña. Sara Redondo, amiga de Olga, leyó un manifiesto, en el que decía que Valentín Tejero "Nos quitó a Olga de una manera injusta y la hizo sufrir, un sufrimiento que no merecía. Nadie merece algo así, pero es menos justo aún que el criminal que nos la arrebató, sin siquiera arrepentirse, salga aligerado en el cumplimiento de la condena que la justicia entendió que le correspondía"
Valentín Tejero formalizó su petición de libertad al día siguiente de la concentración. El dictamen al respecto, que se conocerá próximamente, será emitido por los magistrados Feliciano Trebolle, Miguel Ángel de la Torre y Fernando Pizarro. El presidente de la Audiencia Provincial de Valladolid, Feliciano Trebolle, precisó que el plazo para que todas las partes -incluidos los padres de Olga Sangrador- presenten alegaciones finalizará el lunes 18 de noviembre de 2013.

Esperemos que, por una vez, prevalezca el sentido común. Aunque lo dudo.

Domingo y Encarnación tuvieron que dejar su empresa de hostelería y jubilarse. Todavía en una entrevista del 13 de febrero de 2004, Encarnación decía que ella y su marido seguían medicados. ¡Doce años después del crimen! ¿Cómo se repara eso, señores legisladores, señores jueces? ¿Qué clase de justicia tenemos?

Encarnación, la madre de Olga, no se lo puede creeer. "Le han puesto cincuenta años, que cumpla los cincuenta años. ¿Y él ahora, tiene derechos? ¿Dónde están los derechos de mi hija?"
Texto,parte de fotos e información extraídas de este enlace: http://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2013/11/olga-sangrador-caballo.html

domingo, 16 de julio de 2017

La Coruña.

La Coruña.
Puerto de La Coruña sobre 1950.
La Coruña.
Puerto de La Coruña ca.2017.
EFE. Archivo.


sábado, 15 de julio de 2017

Manises (Valencia).

Manises (Valencia).
Avenida de José Antonio 1971.
Todocolección.
Manises (Valencia).
Avenida Blasco Ibáñez 2017.
Foto particular.

viernes, 14 de julio de 2017

El Saler (Valencia).

El Palmar (Valencia).
Albufera de Valencia sobre 1950.
Todocolección.


jueves, 13 de julio de 2017

Anuncio.

Anuncio.
Anuncio de Pastillas de Caldo de Pollo de Avecrem de Gallina Blanca en 1963.

Anuncio.
Actualmente el formato es parecido.


miércoles, 12 de julio de 2017

Valencia.

Valencia.
Barraca típica de la Huerta Valenciana sobre 1960.
Foto facilitada por Elisa Ortiz.


martes, 11 de julio de 2017

Valencia.

Valencia.
Plantación de Arroz en la Albufera de Valencia sobre 1950.
Todocolección.


lunes, 10 de julio de 2017

Valencia.

Valencia.
Plaza de Emilio Castelar sobre 1936.
Archivo: Porfirio.
Valencia.
Plaza del Ayuntamiento 2017.
Foto particular.


domingo, 9 de julio de 2017

Madrid.

Madrid.
Plaza Jacinto Benavente sobre 1940.
Delcampe.
Madrid.
Plaza Jacinto Benavente ca.2017.
Google Maps.


sábado, 8 de julio de 2017

Concha Piquer López.

Concha Piquer López.
Conchita Piquer en 1926.
Foto: N.Muza y N.Z.
Ministerio de Cultura.



viernes, 7 de julio de 2017

Valencia.

Valencia.
Plaza de Emilio Castelar ca.1933.
Valencia.
Plaza del Ayuntamiento 2017.
Foto particular.

En 1908 se coloca la escultura del Marqués de Campo en la plaza. 
En 1911 queda montado el grupo escultórico en su anterior emplazamiento de la Plaza Emilio Castelar. No consta ningún acto de inauguración.
En 1933 se traslada a su actual ubicación en la Plaza de Cánovas del Castillo.
Información extraída de este enlace: http://www.esculturaurbana.com/paginas/ben018.htm


jueves, 6 de julio de 2017

Porriño (Pontevedra).

Porriño (Pontevedra).
Ayuntamiento en 1974.
Calle Ramón Gonzalez.
Todocolección.
Porriño (Pontevedra).
Ayuntamiento ca.2017.
Calle Ramón Gonzalez.
Google Maps.


miércoles, 5 de julio de 2017

Verdú (Lleida).

Verdú (Lérida).
Plaza Bisbe Comelles sobre 1940.
Iglesia de Santa María de Verdú.
Todocolección.
Verdú (Lérida).
Plaza Bisbe Comelles ca.2017-
Google Maps.

 La iglesia de Santa María se encuentra ubicada en la localidad de Verdú en la comarca de Urgell provincia de Lérida.

Dedicada a la advocación de santa María aunque originalmente había otra dedicada a San Nicolás de Bari.

Se trata de un edificio fechado a finales del siglo XIII por la austeridad propia de la Orden del Cister. Es un templo de transición del románico al gótico y modificado en el siglo XVII.

Originalmente el templo contaba con una sola nave que fue ampliada posteriormente con dos naves más, a causa del crecimiento de la población. La cubierta de la nave central es de bóveda de cañón ligeramente apuntada y las de las dos laterales con bóveda de crucería, dando testimonio de la época en que se realizaron.

La imagen que originalmente presidia el altar mayor no se ha conservado, únicamente la imagen realizada en piedra en el siglo XV, realizada por Andreu Pi. Este también llevo a cabo las puertas de la sacristía. La obra del retablo la realizo el pintor Jaume Ferrer, uno de los pintores con más renombre en las tierras de Lleida, en el año 1435. Hoy día el retablo lo encontramos en el Museo Episcopal de Vic. De una época posterior es la talla de la Purísima, de estilo barroco, realizada por Agustín Pujol en 1623, en ella aparece representada la Virgen sobre el linaje de David en forma de Árbol genealógico. El tronco de este árbol nace del cuerpo de David que está dormido. Cabe destacar también el absidiolo de la nave derecha del templo dedicada a san Flaviá, el cual desapareció durante la Guerra Civil Española.

A mano izquierda está la lápida de consagración de la iglesia, hecha en 1586 por el arzobispo de Tarragona Joan Terés, hijo de la villa. Terés 1602 ejerció de lugarteniente general en Madrid. A destacar también la imagen del ST. Cristo, la imagen más preciada y de mayor veneración en Verdú que data del siglo XIII. Se conserva también una imagen de la Virgen del Rosario del siglo XVI.

Hay que hacer mención también a las pinturas que decoran el altar mayor, obra del pintor targarí Jaume Minguell, realizadas entre los años 1955 y 1956.

La modernidad de los motivos de los vitrales contrasta con la arquitectura de finales del románico a caballo del gótico, que se puede ver en la iglesia de Santa Maria de Verdú.

En el exterior nos encontramos dos fachadas diferenciadas una románica y otra realizada posteriormente en las modificaciones que sufrió la iglesia en el siglo XII. El campanario de planta cuadrada y adosada a la fachada original.

En la Fachada románica, destaca la portada de la escuela leridana, que cuenta con siete arquivoltas adornadas con diferentes temas geométricos, abajo tres capiteles y un friso situado a la derecha en la que aparece representada la escena del sacrificio de Isaac y una escena popular. En esta fachada cabe destacar el magnifico rosetón ubicado sobre la portada, que pretende ser un homenaje a la población de Verdú.

La última obra de embellecimiento que se ha llevado a cabo en la iglesia ha sido la colocación de los vitrales en el año 2004, estos tienen motivos dedicados a san Flavià, san Pedro Claver y san Hipólito.
http://www.rutasconhistoria.es/loc/santa-maria-de-verdu
Texto propiedad de M. Carmen Diez Carrera. 


Retablo de la Purísima Concepción,de Agusti Pujol.


Altar Mayor.


martes, 4 de julio de 2017

Valencia.

Valencia.
Incendio penal de San Miguel y de los Reyes en 1911.
Valencia.
Avenida de los Hermanos Machado 2017.
Foto particular.

En 1911, San Miguel de los Reyes hacía las funciones de penal. Una tarde de marzo, poco antes de las cinco, se dio el toque de «alto el trabajo» y, como de costumbre, los reclusos bajaron al patio grande. Breves momentos después comían el último rancho, «vigilados por los cabos y ayudantes de servicio», sin que ocurriera el menor incidente ni nada hiciera sospechar lo que minutos después iba a ocurrir.
Terminada la comida, se hizo el acostumbrado recuento de penado. Los presos esperaban en el patio la hora de retirarse a dormir cuando uno de los reclusos, Joaquín Casanova, echó a correr hacia la escalera mientras repetía «¡se incendia mi taller! ¡Fuego en la espartería!».
El grito provocó la alarma y momentos de confusión. El fuego se propagaba con rapidez extraordinaria. Densas columnas de humo salían por las ventanas «y de vez en cuando alguna llama rasgaba aquella nube, opaca y llena». Los responsables del taller lograron derribar la puerta y desparramaron el contenido de unos botijos que allí había para intentar atajar el fuego. «Excelente propósito, pero como se comprenderá, ineficaz por completo». Finalmente llegaron los bomberos y lograron extinguirlo.
El espectáculo fue seguido por numerosos curiosos apostados en las inmediaciones. Y entre las carcajadas y el bullicio que armaban se oía a las familias de los penados clamar por que los liberaran.




domingo, 2 de julio de 2017

Mundial de España en 1982.

Mundial de España en 1982.
Jugadores de la Selección española en 1982.
De pie por la izquierda: Jesús Zamora-Javier Urruticoechea-Miguel Angel-Luis Arconada-Antonio Maceda-Joaquin Alonso-Jesús Satrustegui-Jose Alexanco-Quini.
Abajo por la Izquierda: Santiago Urquiaga-Enrique Saura-Pedro Uralde-Miguel Alonso-Manuel Jimenez-Santillana-Lopez Ufarte y Ricardo Gallego.
Faltan en la foto: Santiago Camacho-Rafael Gordillo-Miguel Tendillo-José Sanchez y Juanito.

Mundial de España en 1982.

Antonio Camacho.
Mundial de España en 1982.
Luis Arconada.

España fue la escogida para albergar el Mundial de 1982. La ilusión que ya había mostrado el país por el deporte rey en las últimas décadas, y el aperturismo tras el fin de la dictadura, fueron clave para su elección. Y España quiso organizar el mejor Mundial hasta la fecha. Fue el primero que sobrepasó el centenar de inscritos -106-, y el primero que albergó a 24 selecciones en la Fase Final, para dar cabida a más equipos de África y Asia. Algo que no representó mayor problema debido a la excelente infraestructura futbolística y turística existente.

De hecho, se realizó una completa reestructuración del torneo, estableciéndose seis grupos de cuatro equipos que daban paso a cuatro de tres en una segunda fase, de la que salían los semifinalistas. Un complicado sistema, que nunca más se repetiría. Además, se instauró por primera vez la definición por penaltis en las semifinales y final.

Hubo, como siempre, importantes ausencias, destacando la de la subcampeona en las dos ediciones anteriores, Holanda, y la doble campeona del mundo Uruguay. En el Campo Nou se vivió una bellísima ceremonia inaugural. Centenares de muchachos formaron la paloma de la paz de Picasso como símbolo de la confraternización mundial en torno al fútbol. Y el nivel, en general, fue alto, con grandes partidos, grandes actuaciones y una gran decepción: España.

Hasta la fecha, todos los organizadores que empezaban con vocal eran campeones. Eso no deja de ser una anécdota, y de hecho pocos se atraverían a soñar con una España campeona del mundo allá por 1982. Pero sí es cierto que al organizador siempre se le exigía –y se le exige- un buen campeonato, y que el organizador (Sudáfrica no cuenta) siempre había llevado a cabo –y sigue llevando a cabo- un buen campeonato. España no. España no lo hizo. España protagonizó una enorme decepción en su Mundial.

Un Mundial innovador.
Una victoria en cinco partidos.
España partía como una de las favoritas al título final. Por su condición de anfitriona, siempre determinante en la competición; y por su imponente victoria en Wembley un año antes. Poco importaba la pobre Eurocopa de 1980, que terminó con la dirección de Kubala en el banquillo, siendo Santamaría su sustituto. Los jugadores, pero, eran los mismos: Arconada, Quini, Juanito, Alexanco, Gordillo, Santillana…
Mientras tanto, la primera fase se desarrollaba sin mayores sorpresas. Eso sí, curiosamente, estuvieron a punto de quedar eliminadas las dos selecciones que disputarían la final: Italia, que llevó a cabo tres pésimas actuaciones, empatando ante Polonia, Perú y Camerún; y Alemania, que rozó el ridículo y logró su pase gracias a una vergonzosa farsa con Austria: a la hora de disputarse el partido entre alemanes y austriacos, un empate o una derrota dejaba fuera a los germanos; sin embargo, una victoria por 1-0 clasificaba a las dos selecciones. El resultado, obvio: 1-0 para Alemania, bajo cánticos de los aficionados de "que se besen", en lo que será recordado como El Pacto de El Molinón. La damnificada, Argelia.
"Sólo me puedo disculpar ante los argelinos, porque habían merecido clasificarse para la segunda fase", manifestaría tiempo después Briegel, uno de los futbolistas de la selección alemana. La FIFA investigó lo ocurrido, pero cerró el caso sin sanciones. Eso sí, a partir de aquel suceso, todos los partidos decisivos en las fases de grupos en los mundiales se disputan simultáneamente para evitar amaños como el del Molinón.
Se presentaba, pues, una final apasionante, entre Alemania e Italia, en lo que suponía además el regreso de la hegemonía europea en el mundo del fútbol. Pero el partido tuvo poca historia. Italia se mostró muy superior desde el comienzo, e incluso Cabrini se permitió el lujo de fallar un penalti en la primera mitad. Poco iba a importar. En el segundo tiempo, la escuadra de Enzo Bearzot terminó por demostrar su supremacía.

Primero, con un tanto de Paolo Rossi, su sexto en tres partidos consecutivos, de cabeza tras una buena jugada de Italia. Después sería Tardelli quien doblaría la ventaja italiana; y ya en la recta final Altobelli, tras una contra, lograría el 3-0. Breitner hizo el del honor para los alemanes.

Italia conquistaba de ese modo su tercer mundial, lo que le dejaba en lo más alto junto a Brasil, las dos únicas selecciones tricampeonas. A pesar de su mal comienzo, de las muchas dudas generadas por el equipo, de contar con un guardameta de 40 años –a la postre, el más veterano jamás proclamado campeón del mundo- y de todas las polémicas que afectaron al equipo poco antes del campeonato, Italia volvía a mostrarse al mundo como el mejor equipo del planeta.

Todo lo contrario que España, que ni siquiera en casa y con todo a favor, fue capaz de dar una alegría a su afición. Ya no una alegría en forma de título; sí por lo menos compitiendo por soñar con algo. Pero no. España 82 fue la gran decepción del fútbol español.