Hacer clic en la imagen,para verla más grande.

sábado, 21 de octubre de 2017

Barcelona.

Barcelona.
Escolares observando un mural sobre la URSS sobre 1930.
Colección Merletti / Instituto de estudios fotográficos de Cataluña.
Ref. ACP-1-3902.


viernes, 20 de octubre de 2017

Julio Vila Prades.

Julio Vila Prades.
Retrato del ilustre valenciano Julio Vila Prades en 1915.
Ministerio de Cultura.

Julio Vila y Prades (Valencia, 1873 - Barcelona, 1930) fue un pintor español. Sus estudios los realizó en la ciudad de Valencia, en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos. Fue discípulo de Francisco Domingo Marqués, Juan Peyró Urrea y de Joaquín Agrasot, en Madrid, y asistió al taller de Joaquín Sorolla.

Uno de los primeros premios recibidos fue con su pintura Sobre el arroz, la que fue premiada en el año 1904 (obtuvo el segundo premio). Promovió la pintura española en Buenos Aires y estando en Argentina pintó varias obras como Conduciendo hacienda y Primera Junta. Dejó obras suyas en varios países latinoamericanos, tal es el caso de Chile, donde se encuentra su pintura El paso del Ejército Libertador por la cordillera de los Andes (Museo Histórico y Militar de Chile).

En España, se encuentra su obra en museos como el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que conserva un retrato masculino fechado en 1904, el Museo del Prado, propietario de Conduciendo hacienda, óleo presentado a la Exposición nacional de 1906, depositado en la Capitanía General de Sevilla, y Alhucemas  de septiembre de 1925, o el Museo Carmen Thyssen Málaga, donde se expone el cuadro Valencianos (1908), copia de Retratos de Elena y María con trajes valencianos antiguos (1908) de Sorolla. Se trata de una obra costumbrista, donde el artista representa a las dos hijas de Sorolla vestidas con indumentaria regional y montadas a caballo.
Información extraída de este enlace: https://es.wikipedia.org/wiki/Julio_Vila_y_Prades

Julio Vila Prades.
Bretonas.
Cuadro de Julio Vila Prades.


jueves, 19 de octubre de 2017

Barcelona.

Anuncio de Almacén de Drogas en 1878.
Calle San Pablo 19.
Ministerio de Cultura.
Calle San Pablo 19.
Goolzoom.


miércoles, 18 de octubre de 2017

Valencia.

Valencia.
Foto de Estudio de F.Derrey en 1900.
Todocolección.


martes, 17 de octubre de 2017

Torija (Guadalajara).

Torija (Guadalajara).
Castillo de Torija
F-Layna Serrano 1932.
Torija (Guadalajara).
Castillo de Torija 2017.
Calle Pintor Lucio Muñoz.
Foto particular.

El castillo de Torija es una fortaleza medieval situada en el municipio español de Torija, en la provincia castellano-manchega de Guadalajara.
Se cree que su fundación pertenece a los templarios. Sirvió de atalaya defensiva en guerras medievales, siendo conquistado por los navarros en el siglo XV. Lo reconquistó el marqués de Santillana, quedando finalmente en posesión de una de las ramas de la familia Mendoza: los Suárez de Figueroa y Mendoza, condes de Coruña y vizcondes de Torija. Durante la Guerra de la Independencia fue volado por orden de el Empecinado para evitar que los ocuparan los franceses. Durante la guerra civil sufrió también cuantiosos destrozos, siendo restaurado en los años 1960 por la Dirección General de Bellas Artes y más recientemente por la Diputación de Guadalajara.

En la torre del homenaje se encuentra un museo dedicado al libro de Camilo José Cela Viaje a la Alcarria, y el castillo es sede del Centro de Interpretación Turística Provincial de Guadalajara.
Información extraída de este enlace: https://es.wikipedia.org/wiki/Castillo_de_Torija


lunes, 16 de octubre de 2017

Catástrofe del Puente de Alcudia 1884 (Ciudad Real).

Crónica Negra de España 46:


Se da el nombre de Catástrofe del Puente de Alcudia a un accidente ferroviario advenido el 27 de abril de 1884, la mayor calamidad acaecida en los últimos años del reinado de Alfonso XII junto al terremoto en Andalucía el día de Navidad del mismo año y la epidemia de cólera –última de la historia de Europa y España- en 1885.


En el Valle de Alcudia y sobre el río que le da nombre, entre Chillón y Almadenejos, localidades de la provincia de Ciudad Real en España, se levantaba, al lado de la finca Las Morras, un puente de los llamados de jaula, inaugurado en 1864, de fábrica y con dos gruesos estribos y pilas, que medía 90 metros de longitud repartidos en tres tramos metálicos.

Por él solía pasar procedente de Badajoz el tren mixto número cincuenta y uno; pero una catástrofe a las cuatro de la madrugada del 27 de abril de 1884, provocada al parecer intencionadamente ? por la aserradura de la vía a la altura del kilómetro 276, así como por el derribo de los postes de telégrafo, hizo descarrilar un tren que venía de la estación de Chillón cargado en su mayoría de soldados, gran parte de la cual se ahogó en el río o pereció en la caída. Cayeron al río en plena oscuridad la locomotora, el ténder, cuatro jaulas de ganado y siete vagones de pasajeros que iban durmiendo; las lluvias recientes habían elevado el caudal del pequeño río a más de dos metros de hondo. Cinco días después se habían extraído ya de las aguas cincuenta cuerpos, aunque algunos se perdieron corriente abajo. En las tareas de rescate de los cadáveres destacó el comerciante de Almadén Eduardo Hervás, quien se sumergió más de cien veces en el lecho del río, así como los diversos médicos de esta población.


En el tren iban 176 soldados de infantería procedentes del Regimiento Castilla XVI de Badajoz, que volvían a sus casas licenciados. Fue el primer gran accidente ferroviario de la historia de España; se contaron 59 muertos, entre ellos 54 soldados del regimiento infantería de Castilla y tres del de Granada, casi todos de Cuenca, además de dos paisanos, y 56 heridos, entre ellos dos graves que fueron transportados al hospital de Almadén, mientras que otros 25 fueron acogidos caritativamente en Almadenejos. Muchos de los fallecidos fueron enterrados en Almadén en una fosa común junto al puente, donde aún se conservan los restos. Desde entonces el Puente de Alcudia es llamado popularmente Puente de los soldados. Los daños materiales se valoraron en 50.000 duros, unas 250.000 pesetas de la época.



Las causas de la catástrofe hasta el día de hoy son desconocidas; cuando ya han pasado más de cien años, se conjetura que pudo ser un sabotaje o acto de terrorismo por parte de un grupo de anarquistas para alterar el orden público y la intención de voto, porque en ese día hubo elecciones generales y de ellas salió elegido presidente por el procedimiento de alternancia o turno de partidos y pucherazo electoral Antonio Cánovas del Castillo, asesinado años más tarde también por un anarquista. El día anterior, el 26, habían ido a la cárcel por desórdenes públicos varias personas en Cádiz, Córdoba y Barcelona.


Cruz que recuerda tan luctuoso suceso.

El suceso dio mucho que hablar, no sólo en las gacetas. Valentín Marín y Carbonel compuso, dedicándose a la guarnición de Zaragoza, El puente de Alcudia, poema de dolor (Zaragoza. Est. tip. de Comas hermanos, 1884) y se imprimió también una Catástrofe del Puente de Alcudia (Ciudad Real), Madrid, 1885.